Para toda empresa siempre es bueno el crecimiento, pero en ocasiones la expansión del personal o de la infraestructura conlleva la mudanza a instalaciones que cuenten con mayor espacio para trabajar en un ambiente cómodo.

Si vas a mudarte de oficina, estos son los aspectos que debes tomar en cuenta antes de dar el gran paso:


Planear la mudanza con anticipación: Entre más tiempo tengas, puedes tomar mejores decisiones sobre el lugar, cotizar diferentes servicios de mudanza, organizar todo lo que necesitas para realizar el cambio, etc.


Almacenar la información de manera segura: Coloca los documentos físicos en archiveros seguros y realiza respaldos de la información digital importante por si algún equipo se llegara a dañar.


Notificar de la mudanza a tus clientes: A veces se pierde de vista este punto con el estrés de la mudanza, pero es muy importante que informes a tus clientes dónde te podrán encontrar ahora para no perder la relación de confianza que tienes con ellos.