Cada vez es más común que las empresas de mudanzas ofrezcan el servicio de mudanza compartida, en el que tus pertenencias son transportadas junto con las de otras personas.



Las mudanzas compartidas son una alternativa económica que permite aprovechar el espacio libre en el transporte cuando existe un destino común.



Este servicio es recomendable cuando tienes pocas cosas que transportar y cuando la entrega de tus muebles no es urgente, ya que, en algunas ocasiones debes esperar a que se realicen los repartos de acuerdo al destino de las pertenencias.



Te sugerimos que coloques distintivos o etiquetas a tus pertenencias, sobre todo en los objetos frágiles, para evitar cualquier confusión a la hora del reparto.

Recuerda siempre contratar servicios de mudanzas profesionales y que cuenten con garantías que te permitan tener la tranquilidad de que tus pertenencias llegarán seguras a su destino.